Response: Abril 2016 Issue

Aprender, Liderar y Establecer Relaciones

Cordialmente Suya

Aprender, Liderar y Establecer Relaciones

Al igual que las personas, las organizaciones tienen "personalidades" que dan forma a sus actividades y estructuras. Al igual que las personas, las organizaciones son más vitales y efectivas cuando realizan actividades que requieren todos sus atributos y capacidades.

El carácter distintivo de Mujeres Metodistas Unidas tiene por lo menos cuatro componentes. En primer lugar, nuestra razón de ser y nuestra energía para el trabajo es una expresión de nuestra fe en Dios, es nuestra afirmación a la obra salvadora de Dios a través de Jesucristo y hace posible que el Espíritu nos mueva hacia una vida de discipulado y de creciente fe. El fundamento y el crecimiento espiritual son esenciales en nuestra identidad. Sabemos también que Dios llama a otras personas que son plenamente capaces de responderle y de utilizar sus propios dones. Esto significa que somos hermanas de las personas a las que servimos, no "a cargo", sino en compañerismo solidario.

En segundo lugar, invertimos y creamos oportunidades de desarrollo de liderazgo para la membresía y para las mujeres, la niñez y la juventud en todos los lugares en que trabajamos. Desde organizar y participar en el trabajo mismo, hasta realizar programas en las instituciones misionales y otras organizaciones que apoyamos. El desarrollo de líderes está en todas partes cuando extendemos nuestra mirada en la organización de Mujeres Metodistas Unidas. Muchas mujeres ya son líderes, entonces les ofrecemos apoyo y maneras de mejorar sus destrezas. Muchas mujeres y niñas no piensan en sí mismas como líderes, pero lo pueden ser. También creemos que para crecer y prosperar, nuestras iglesias, comunidades y el mundo necesitan el liderazgo de las mujeres.

En tercer lugar, para prepararnos nosotras mismas a ser compañeras solidarias, estudiamos y aprendemos con expertos en diferentes áreas y a través de las historias de mujeres que viven cerca y lejos de nosotras. Nuestro aprendizaje no sólo se limita a recibir información y asimilarla, sino que también nos permite transformar nuestras vidas. Esto significa que nuestro proceso de aprendizaje tiene muchas dimensiones a través de en actividades estructuradas y hasta cuando menos lo esperamos.

Por último, todo el aprendizaje, la formación y el cultivo de relaciones resultan en un trabajo consistente para proveer un servicio directo y participar en actividades de abogacía, con el propósito de cambiar sistemas y condiciones que excluyen y oprimen. Nuestra fe, servicio y aprendizaje nos exhorta a involucrarnos. Las Resoluciones de la Conferencia General que se presentan con preocupaciones relacionadas a asuntos que requieren la atención del gobierno y la tarea de velar por políticas que reconocen las contribuciones de las mujeres y sus necesidades, expresan los intereses que definen el carácter distintivo de Mujeres Metodistas Unidas.

Estos aspectos de nuestro carácter distintivo están profundamente interconectados. Por ejemplo, el nuevo estudio misional, Justicia Climática* de este año, trata este tema. Nuestro fundamento está basado en el llamado a la misión y el amor que Dios tiene para toda esta diversa creación. Dios ha invitado a la humanidad a verse a sí misma profundamente conectada, no sólo con nuestra propia "clase", pero con toda la creación. La forma como tratamos a la creación, incluso los seres humanos entre sí y cómo honramos o explotamos es un asunto profundamente espiritual. Así que estudiamos y aprendemos, y nos permitimos cambiar, a nosotras mismas y a nuestros compañeros solidarios.

También desarrollamos líderes a través de seminarios, becas, subvenciones y proyectos. Nuestras guías jurisdiccionales "Seamos Justas, Promovamos el Medioambiente" han sido efectivas para concientizar acerca de nuestro compromiso con el cuidado del medioambiente y los asuntos relacionados con la justicia social. Desde la Asamblea de 2014, hemos incorporado nuestros 13 Pasos para Lograr un Balance Ecológico Sostenible en nuestros contratos con los lugares de reunión --incluyendo los menús, la reutilización de la ropa de cama y mantelería, el reciclado, la justicia racial y otros asuntos para que nuestras prácticas sean un reflejo de nuestros compromisos.

Finalmente, además de aprender de los científicos y expertos, estamos escuchando y respondiendo a las personas que se ven más afectadas por la explotación del medioambiente para poder trabajar en solidaridad al defender ante las empresas y los gobiernos para que le den prioridad al bienestar de las comunidades marginadas.

Demos gracias a Dios por la preciosa oportunidad de alzarnos en defensa, como guardianes y cuidadoras de la creación y por contribuir todo lo que somos a este trabajo. ¡Que Dios bendiga lo que aprendemos y lo que hacemos!


Harriett Jane Olson
Secretaria General de las
Mujeres Metodistas Unidas
holson@unitedmethodistwomen.org

Posted or updated: 4/4/2016 11:00:00 PM

March 2016 cover of response

Single Issues Available

Link opens in a new window. Digital: $2.50   Link opens in a new window. Print: $2.75 + Shipping

Listen online:

 
Facebook Tweet It Pin It
Email It Print It