Response: Marzo 2016 Issue

Recibimos y Construimos un Legado

Cordialmente Suya

Recibimos y Construimos un Legado

¿Cuando se piensa en la palabra "legado", se la asocia con algo en acción? Esta palabra parece requerir un verbo — otorgamos un legado a alguien, o recibimos una herencia, o creamos un legado. Cuando la membresía de Mujeres Metodistas Unidas habla de nuestro legado, indudablemente debemos pensar en verbos que reflejan acción.

La herencia que hemos recibido se caracteriza por acciones que representan unión, planificación, recaudación de fondos, apoyo a las mujeres, la niñez y la juventud alrededor nuestro y en todo el mundo. Se trata de estudio y oración, de convertirnos en personas en su totalidad (por dentro y por fuera) a través de Jesucristo. Se trata de abogar por ambios en sistemas opresivos. Se trata de ser una comunidad solidaria. Nuestro legado no es el rol que tenemos en la iglesia o encerradas en una caja de seguridad, sino el de seguir a Jesús y actuar activamente por otras personas y por nosotras mismas.

La herencia que hemos recibido se caracteriza también por la fe, las relaciones que construimos y los riesgos a que nos exponemos. Nuestra fe en el amor de Dios manifestado en Jesucristo, es la base del llamado que nos impulsa desde el principio y nos da la fortaleza para atravesar cada circunstancia. Esta fe se expresa en la hermandad solidaria --no sólo los vínculos estrechos que existen en nuestros círculos, unidades y equipos de trabajo, pero también, en la profunda hermandad que existe con mujeres de todo el mundo. Al identificarnos con otras mujeres cuyo contexto puede ser diferente a nuestra propia situación, afianzamos nuestra voluntad por aprender y orar, y actuar sin límitarnos. A veces cometemos errores, asumiendo que sabemos lo que otras personas están experimentando o lo que es mejor en sus vidas, pero si permanecemos conectadas, oramos, y continuamos escuchando y estudiando, construimos lazos que nos permiten estar hombro a hombro con mujeres asombrosas que están haciendo un trabajo maravilloso.

La instituciones misionales nacionales, la Fundación Wesley en Tokio, el Centro Scranton de Liderazgo de la Mujer en Seúl, la Junta del Trabajo de la Mujer en Filipinas, la comunidad de diaconisas y de misioneros laicos nacionales, nuestras misioneras regionales, el trabajo de Interceptar el Tráfico de Seres Humanos, nuestro compromiso de trabajo en favor de la justicia racial, económica, de género y climática, y nuestro trabajo por la paz, son todos parte de nuestro legado. Y son parte de nuestro presente.

Para Mujeres Metodistas Unidas, el legado no es algo que recibimos, es algo que construimos. Hoy, lo construimos por medio de la oración y el estudio de la Biblia, las Donaciones Misionales y al participar en el trabajo de abogacía a nivel local y mundial. Construimos el legado cada vez que invitamos a alguien para que participe en Mujeres Metodistas Unidas. No podemos parar y pensar: "Mi contribución a nuestro legado será invitar a esta persona nueva, o a alguien recién jubilada, o a alguien joven, o a una nueva mamá a participar en este evento". Invitamos a otras mujeres porque estos eventos son especiales y formativos para nosotras, así que queremos que otras tengan las mismas oportunidades — además, porque tenemos mucho trabajo para armar paquetes escolares para donar, o para inscribir a votantes, o para participar en los Días de Acción Legislativa. También invitamos a personas porque nos preocupamos por ellas. Y nos interesan. Todas nosotras necesitamos nutrirnos espiritualmente, hacer amistades y saber que nuestro trabajo produce cambios substanciales. ¡Mujeres Metodistas Unidas abarca todo lo que hemos mencionado!

Así que en este mes de la Historia de la Mujer, estamos agradecidas por la herencia que hemos recibido a través de la vida y los compromisos de mujeres que nos precedieron, muchas de ellas al responder al llamado de Dios mucho antes de que nosotras naciéramos y cuyos trabajos todavía son relevantes y permanentes aun hoy. También, es un buen momento para construir intencionadamente el legado, al participar el 23 de marzo en el Día del Fondo del Legado, invitando a otras personas a ser parte de la importante labor de Mujeres Metodistas Unidas y comprometiéndonos en las acciones de justicia y servicio que hoy caracterizan nuestra organización. ¡Nuestra participación es una parte del legado también!


Harriett Jane Olson
Secretaria General de las
Mujeres Metodistas Unidas
holson@unitedmethodistwomen.org

Posted or updated: 3/2/2016 11:00:00 PM

March 2016 cover of response

Single Issues Available

Link opens in a new window. Digital: $2.50   Link opens in a new window. Print: $2.75 + Shipping

Listen online:

 
Facebook Tweet It Pin It
Email It Print It