Response: Septiembre 2016 Issue

Un Momento de Grandes Posibilidade

Cordialmente Suya

Un Momento de Grandes Posibilidade

Con perdón de Charles Dickens, la Conferencia General de 2016 fue en muchos sentidos "el mejor tiempo y el peor tiempo" --quizás no fue absolutamete el mejor o el peor, pero durante 12 días, fue una experiencia intensa con algunos momentos maravillosos de inspiración y celebración, así como también con algunas experiencias muy dolorosas de fragmentación y estancamiento.

Para mí, los puntos más destacados incluyeron el encontrarme con viejas amistades y el hacer nuevas amistades, entre ellas, un grupo muy grande de Mujeres Metodistas Unidas como participantes y voluntarias. Fue un tiempo enriquecedor con contactos personales, abrazos, apretones de manos e historias compartidas. También lo fue el servicio de adoración del domingo en el Lugar de Comunión Nativo Americano Wilshire, al igual que la comunión con la membresía de muchas naciones que eran parte de la delegación o participantes en la Conferencia General. Tener en el programa de la Conferencia General el servicio de consagración y envío de diaconisas y de trabajadores laicos misionales, incluyendo una diaconisa de cada área episcopal de las Filipinas, fue algo histórico. Poder participar con Cristina Manabat, presidenta del Colegio Harris Memorial, fundado por la Sociedad Misionera de Asuntos Internacionales de la Mujer y que todavía está estrechamente relacionado con nosotras, fue una gran bendición. La festiva celebración de nuestro próximo 150 (ciento cincuenta) aniversario fue un pináculo absoluto para mí --vean el video y van a ver lo que les estoy diciendo.

Tal vez debido al fuerte contraste, los puntos bajos fueron muy bajos. Las divisiones entre nosotros salieron a la superficie en varias legislaciones. El primer debate divisorio fue sobre las reglas de funcionamiento de la conferencia. La nueva tecnología causó algunas frustraciones. Esto es normal. Sin embargo, una gran cantidad de tiempo se dedicó a escuchar presentaciones y peticiones presentadas como una "investigación parlamentaria", que daba ventaja para que puedan hablar ciertas personas en lugar de otras. Desafortunadamente, no todas estas peticiones eran investigaciones parlamentarias y la frustración del plenario fue palpable. Mientras observaba, oré por los delegados y las personas que presidían, empecé a preguntarme si todo esto era un esfuerzo para prevenir que la Conferencia General pudiera hacer su trabajo. ¿Cómo podría ser esto de ayuda?

Esta situación afectó el tenor del debate de la propuesta Camino a Seguir, sobre normas legislativas que se interpretaron como una legislación que iba a crear división, especialmente en relación con las personas lesbianas, gays, bisexuales y transexuales. Varias extensas sesiones se invirtieron en esta propuesta legislativa que no funcionó, además de una declaración del Concilio de Obispos, una petición de los obispos para intervenir y la eventual aprobación de la propuesta de los obispos de crear  una comisión especial y llamar a una posible sesión especial de la Conferencia General en 2018 (dos mil dieciocho). A veces, el debate llegó a ser agitado y a veces profundo, al experimentar nuestro propio quebrantamiento; personalmente sentí que estuvo contaminado por maniobras parlamentarias. Estuve con el corazón en la boca durante horas y horas.

Nuestra iglesia ha pasado por tiempos difíciles en el pasado y este es otro de esos momentos. Por eso debemos intencionalmente recordarnos a nosotras mismas que todo momento de riesgo y peligro es también un momento de grandes posibilidades. Dios está trabajando en el mundo y yo creo que Dios está obrando en la Iglesia Metodista Unida y en Mujeres Metodistas Unidas. Me he comprometido con el liderazgo del Concilio de Obispos a que las Mujeres Metodistas Unidas estén orando por ellos y por el trabajo de la comisión especial. Sé que ustedes ya están orando habitualmente y fervientemente por nuestra iglesia, y les pido que se unan conmigo en oración alrededor de este trabajo. Sin duda, habrá un tiempo para actuar, pero siempre es tiempo para orar.

Posted or updated: 9/1/2016 11:00:00 PM

September 2016 cover of response

Single Issues Available

Link opens in a new window. Digital: $2.50   Link opens in a new window. Print: $2.75 + Shipping

Listen online:

 
Facebook Tweet It Pin It
Email It Print It