Response: Junio 2018 Issue

Conectadas en la Misión

Cordialmente Suya

Conectadas en la Misión

¿Qué conecta a las Mujeres Metodistas Unidas?

Los Metodistas Unidos a menudo decimos que tenemos un "sistema de conexión". Tenemos estructuras, procesos, relaciones y guías que conectan a nuestra iglesia a través de fronteras geográficas, culturales, raciales y lingüísticas. Tenemos doctrinas centrales y compromisos teológicos que se expresan de manera diferente de un lugar a otro y como iglesia, estamos teniendo tensión en nuestro debate actual sobre lo que es "esencial" y cuántas diferencias se pueden acomodar.

Pero ¿qué pasa con las Mujeres Metodistas Unidas? ¿Somos también conexionales? La respuesta es sí, aunque de diferentes maneras que la iglesia. Primero, por supuesto, como Mujeres Metodistas Unidas compartimos un compromiso con Jesucristo y un deseo de vivir como discípulas. Nuestro camino común nos compromete en un proceso de formación en el que estamos dispuestas a ser inspiradas por la fe y la experiencia de las demás. Estamos abiertas a depender la una de la otra y estamos dispuestas a ofrecer apoyo mutuo.

También estamos conectadas por un compromiso compartido con las mujeres, la niñez y la juventud. La razón por la cual estamos juntas, recaudamos fondos, y respondemos con nuestro servicio y acción, es para hacer nuestra parte al ayudar a florecer a las mujeres, la niñez y la juventud. Nos unimos porque los problemas que estamos encarando son importantes, ocurren desde hace mucho tiempo, y están profundamente arraigados y causan mucho daño; nuestro trabajo en conjunto es necesario para generar el tipo de impacto que sentimos al estar llamadas por Dios.

Nuestra historia nos conecta, al igual que nuestro compromiso compartido que conduce a la acción. En este momento de celebración de 150 (ciento cincuenta) años de servicio misional, estamos reflexionando profundamente sobre la membresía, las líderes, las iniciativas, las instituciones y las campañas de nuestra organización que han hecho una diferencia en las vidas de las personas y en las comunidades. Espero que visiten el sitio web para encontrar historias, asistir a eventos en instituciones misionales nacionales y en otras organizaciones que Mujeres Metodistas Unidas apoyan y se den cuenta de la variedad de esfuerzos que hemos emprendido juntas. Algunos de estos proyectos siguen siendo expresiones poderosas de la misión y el cuidado, y otros han servido temporalmente y ya no están activos. Cada uno demuestra nuestra conexión y es una ventana al mundo de las formas en que Dios está trabajando.

Por supuesto, nuestra ofrenda, nuestra oración y nuestro servicio nos conectan. Juntas financiamos cientos de proyectos en todo el mundo (incluso en todo Estados Unidos) y ofrecemos apoyo a largo plazo a nuestras instituciones. Oramos por estos proyectos a través del Calendario de Oración (recursos impresos, Twitter y Facebook) y estamos conectadas por nuestro servicio --como voluntarias, participantes de juntas, promotoras y personal de la organización.

Nuestra forma de organizarnos también nos conecta. Tenemos niveles de conexión como lo hace la iglesia, a nivel local, distrital, conferencial y jurisdiccional o en las conferencias centrales en las que organizamos nuestras propias reuniones, y tomamos decisiones sobre nuestras representantes y cómo se expresarán nuestros compromisos con las mujeres, la niñez y la juventud.

También estamos conectadas por las relaciones que construimos con personas que conocemos en los equipos en que hemos trabajado, en el Día de Abogar y en la Misión U. En un momento en que el aislamiento aumenta en nuestra cultura y las necesidades del mundo parecen estar creciendo, me siento verdaderamente bendecida de estar conectada a través de Mujeres Metodistas Unidas que convierten la fe, la esperanza y el amor en acción.


Harriett Jane Olson
Secretaria General
Mujeres Metodistas Unidas
holson@unitedmethodistwomen.org

Posted or updated: 6/3/2018 12:00:00 AM
Facebook Tweet It Pin It
Give Now
Email It Print It