Response: Noviembre 2015

A Través de los Ojos de la Fe

Cordialmente Suya

A Través de los Ojos de la Fe

La Iglesia Metodista Unida se está preparando para la Conferencia General de 2016. La Conferencia General es la única entidad que puede manifestarse por la Iglesia Metodista Unida. Obispos y obispas, partores y pastoras, laicos y laicas, y el Consejo Judicial interpretan y responden pero es la Conferencia General quien habla por la iglesia.

Esta es la razón por la cual las agencias, las conferencias anuales y la membresía de la denominación trabajan diligentemente para preparar la legislación que será considerada por los delegados y delegadas. Algunas legislaciones afectan a quienes tienen autoridad y responsabilidad por la obra de la Iglesia -las legislaciones vigentes se encuentran en el Libro de la Disciplina. Algunas se enfocan en resoluciones que sirven para guiar nuestro trabajo y que se encuentran en el Libro de Resoluciones.

Cuando Mujeres Metodistas Unidas presenta legislación, tenemos un enfoque particular para contribuir. Al igual que otros metodistas unidos, leemos la Biblia y vemos al mundo a través de los ojos de la fe y tratamos de expresar lo que significa hacer justicia, amar misericordia, y humillarte ante [nuestro] Dios" (Miqueas 6:8 - capítulo seis, versículo ocho). Nuestra contribución es la expresión del llamado de Dios, especialmente en relación a la situación de las mujeres, incluyendo la fuerza y el poder que las mujeres pueden aportar, así como las necesidades que experimentamos y las injusticias que enfrentamos a nivel mundial.

Nuestra larga trayectoria de trabajo con las mujeres, la niñez, la juventud y las familias nos ha concientizado profundamente sobre el hecho de que el género, la raza y la clase superponen e intensifican las barreras que enfrentamos. Esta es la razón porque presentamos legislaciones para enmendar y re adoptar el Código de Justicia Racial que ha sido, desde 1952, (mil novecientos cincuenta y dos) parte del lema de nuestro trabajo. En 1942, (mil novecientos cuarenta y dos) fue nuestra organización quien logró trasladar la ubicación de la primera Asamblea para que las mujeres blancas y de color pudieran alojarse en el mismo lugar y trabajamos a través de las estructuras de la iglesia para desarrollar Escuelas Regionales de Misión Cristiana para que no nos separaran por raza, según límites establecidos para la Jurisdicción Central. Estos esfuerzos y muchos más, fueron parte de nuestra línea trabajo de entrenamiento en escuelas, en colegios y centros comunitarios históricamente negros, y en el movimiento anti-linchamiento, que fueron el semillero que dio lugar al Código, que es tan relevante hoy como lo era entonces.

Las mujeres y la salud de las mujeres están en el centro de las familias saludables. Por más de 50 años, la Iglesia Metodista Unida ha encomendado la planificación familiar de parejas cristianas responsables. En la actualidad, en los Estados Unidos, el acceso a pastillas que controlan la natalidad es limitado para mujeres en zonas rurales, mujeres pobres y mujeres de color debido a esfuerzos que logran cerrar clínicas, limitar la cobertura del seguro de salud y permitir que farmacéuticos se nieguen a suplir las recetas. Alrededor del mundo, el acceso es muy variable para las mujeres afectadas por la pobreza, la política nacional y el contexto cultural. En todos los países, el acceso a anticonceptivos es fundamental para la salud de la mujer y su bienestar, y para el bienestar emocional y económico de las familias. La resolución de la organización Planificación Familiar, también presentada para su re adopción, aborda estos asuntos y también expresa su reconocimiento a la Iglesia Metodista Unida por su posición cuidadosamente elaborada con respecto al aborto.

Estos son sólo dos de las resoluciones que estamos proponiendo. Hemos trabajado con otras agencias de la iglesia y lo hemos hecho con nuestra mejor manera de pensar. Pero al comienzo de la tarea, el horizonte fue la lectura e interpretación de la Biblia y del mundo a través de los ojos de la fe, prestando especial atención a las necesidades de las mujeres. Al ofrecer estas resoluciones a la Iglesia, invitamos a otras personas a unirse a nosotras con el compromiso de vivir con justicia, con amor y con humildad en el mundo.

Harriett Jane Olson
Secretaria General
Mujeres Metodistas Unidas

holson@unitedmethodistwomen.org

Posted or updated: 11/2/2015 11:00:00 PM

November 2015 cover of response

Single Issues Available

Link opens in a new window. Digital: $2.50   Link opens in a new window. Print: $2.75 + Shipping

Facebook Tweet It Pin It
Email It Print It