response junio 2014

En Búsqueda de Información, Perspectiva y Entendimiento

Cordialmente Suya

En Búsqueda de Información, Perspectiva y Entendimiento
Pat Holcomb discute los temas de las Mujeres Metodistas Unidas con su grupo de estudio en Mission u.

Una de los aspectos maravillosos de vivir y trabajar en la ciudad de Nueva York es la gran cantidad de oportunidades disponibles. Sesiones de lectura de poesías, presentaciones de escritores y de personas reconocidas, conciertos –estos son los tipos de actividades disponibles en ciudades universitarias alrededor del país multiplicados por 10 (diez). No hace mucho tiempo atrás, tuve la oportunidad de asistir a una charla sobre las mujeres y el establecimiento de la paz en una universidad de mujeres muy cerca de donde vivo. La charla contó con el Premio Nobel Leymah Gbowee. Muchas de nosotras, Mujeres Metodistas Unidas, conocemos a la Sra. Gbowee por su  película en inglés: Oren para que el Diablo Regrese al Infierno, donde narra el movimiento por la paz de las mujeres en Liberia durante la segunda guerra civil de ese país.

Los comentarios de la Sra. Gbowee fueron inspiradores. Las condiciones y necesidades que describió eran abrumadoras y las mujeres reunidas en ese momento estaban ansiosas por ofrecerse ellas mismas a realizar un trabajo eficaz que marcara una diferencia. Las participantes eran de diferentes edades y me llamó especialmente la atención, la pregunta de uno de los miembros de la audiencia. "Nosotras estamos aquí en un lugar conectado con noticias 24 (veinticuatro) horas al día, 7 (siete) días a la semana y sin embargo no sabemos nada de estas cosas. ¿Cómo podemos estar conectadas a lo que realmente está ocurriendo, y en particular, de qué manera afecta a las mujeres y la niñez?".

Enseguida pensé: ¡Esta mujer, tiene que participar en las Mujeres Metodistas Unidas! ¡Estar conectadas a lo que realmente está ocurriendo en el mundo es una de las cosas que hacemos!

Al reflexionar sobre su pregunta, me llamó la atención ver qué similar es nuestra necesidad de información, perspectiva y entendimiento hoy en día, con la necesidad que sentían las mujeres de hace un siglo atrás. Es por esta razón que Mujeres Metodistas Unidas y mujeres en misión en otras denominaciones comenzaron a producir los estudios misionales: las historias de las mujeres y de la niñez no eran conocidas, no se relataban; sin duda, tampoco eran contadas desde la perspectiva de las mujeres. Otras historias dominaban, al igual que hoy.

Hoy en día, sentimos a veces como que nos sobra tanta cantidad de información en lugar de ser demasiado poca. Sin embargo, las mujeres, la niñez y las comunidades siguen siendo presentados como noticias secundarias a noticias (predominantemente masculinas) sobre líderes mundiales, "capitanes de la industria",  estudiosos reconocidos y artistas exitosos.

Esta es sólo otra razón para hacer más de lo que hemos hecho hasta ahora, pero de una manera diferente y nueva. Mujeres jóvenes y adultas, como el público en un festival de cine, necesitan el tipo de enfoque, fuentes de información y marco de referencia que Mujeres Metodistas Unidas ofrece.

Por lo tanto las invito: ¡Este año regalen a alguien una subscripción de la revista response; vayan a la universidad Misional, y traigan a alguien con ustedes! Ofrezcan uno o más de los estudios misionales a su unidad o a su comunidad (¿qué les parece la idea de ofrecerlos en la biblioteca pública o en la Asociación de Mujeres Jóvenes Cristianas?). Inicien un círculo de lectura utilizando los libros del Programa de Lectura.

Incluso cuando vivimos con noticias 24 (veinticuatro) horas al día, 7 (siete) días a la semana, todavía necesitamos ayuda para mantenernos en contacto, y ¡ustedes tienen mucho para ofrecer en Mujeres Metodistas Unidas! Esta es otra manera de convertir la fe, la esperanza y el amor en acción a favor de las mujeres, la niñez y la juventud alrededor del mundo.


Harriett Jane Olson
Secretaria General
Mujeres Metodistas Unidas
holson@unitedmethodistwomen.org

Posted or updated: 5/31/2014 11:00:00 PM
response cover
 

Facebook Tweet It Pin It
Email It Print It